Médicos del Mundo, Fundación Forjando Futuros y Ingeniería Sin Fronteras fueron esta tarde de miércoles los protagonistas de la cuarta jornada del IX Seminario de Comunicación Social y Cooperación Internacional organizado por Agareso y Asamblea de Cooperación por la Paz. Aunque en esta sesión la formación abrió paso al terreno de la cooperación, las ONGD’s invitadas también profundizaron en uno de sus mayores retos: la comunicación.

Representantes de estas tres organizaciones compartieron con los asistentes su trabajo en terreno, así como los retos a los que se enfrentan las organizaciones y algunas de las soluciones que intentan barajar. Felipe Noya Álvarez (Médicos del Mundo) y Sergio Fernández Alonso (Ingenierías Sin Fronteras) en la sala y Javier Arcediano Rey (Fundación Forjando Futuros) a través de una conexión vía Skype con Colombia, ofrecieron a los alumnos sus experiencias agradeciendo, asimismo, sus consejos y participación.

Felipe Noya inauguraba la sesión reflejando las carencias de los medios de comunicación a la hora de presentar a cooperantes y ayuda humanitaria. A su petición de huir del “complejo del salvador blanco” se sumó Javier Arcediano explicando que, para él y muchos de sus compañeros, el mundo de la cooperación era un trabajo como otro cualquiera, aunque este requiriese una vocación social distintiva. Reforzando este argumento contra la labor de los medios convencionales, Sergio Fernández añadió una autocrítica sobre el modelo de comunicación en las organizaciones asegurando que esta está focalizada en la sociedad que las ONG’s quieren lograr. Asimismo, aseguraba que existe una gran diferencia entre denunciar y luchar contra las causas, entre la acción paliativa y las acciones que promueven el cambio, y que se debería de empezar a apostar más por esta segunda opción.

Después de la exposición de los miembros de las ONG’s, se abrió el turno de preguntas e intervenciones. Los asistentes se animaron a plantear todo tipo de dudas e incluso consejos que las organizaciones podrían aplicar ante los mencionados “desafíos” que les mantienen preocupados. Los alumnos tocaron temas como el uso de ciertas herramientas, el abismo existente entre medios convencionales y comunitarios y dónde encontrar un hueco para comunicar cooperación e incluso se abrió un debate en torno a una supuesta crisis de valores entre los más jóvenes, buscando las raíces de la creciente ausencia de empatía y solidaridad en nuestra sociedad.